¿Los láseres funcionan para el acné?

Michael Gold, MD, Gold Skin Care, Nashville, TN; Publicado en Dermatología práctica vol. 13, núm. 4 de abril de 2016 Cerca de 50 millones de estadounidenses tienen acné, una afección que puede ocasionar importantes problemas físicos y psicológicos, según la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD). Hay una multitud de opciones de tratamiento para el acné disponibles en la actualidad, que incluyen terapia tópica, antibióticos, isotretinoína, anticonceptivos orales o dispositivos láser y de luz. Las nuevas pautas de la AAD para el tratamiento del acné vulgar sugieren que la combinación de terapias brinda la mejor oportunidad de eliminación. Los láseres representan una opción extremadamente atractiva para los pacientes con acné que no han respondido a las terapias tradicionales y para aquellos que no pueden o no quieren tomar medicamentos orales, incluyendo antibióticos o isotretinoína. Al principio, se depositaron muchas esperanzas en la luz azul para el acné y si bien, esto puede ser efectivo, existen algunos inconvenientes inherentes. Para empezar, las terapias para el acné con luz azul son las más adecuadas para los casos de acné leve a moderado. Es probable que los pacientes que tienen acné severo no se beneficien con la luz azul. Esta modalidad generalmente solo es efectiva para matar los tipos más comunes de bacterias del acné, no algunos de los valores atípicos que sabemos que pueden causar o empeorar el acné. El calor intenso de la generación anterior de láseres causó dolor, quemaduras y otros efectos adversos. Otros dispositivos de luz, incluyendo la luz pulsada intensa (IPL) y los láseres de diodo, no poseen un poder de calentamiento tan profundo. En cambio, muchos aplican “mecanismos de succión” a la piel para acercar las glándulas sebáceas diana a la superficie de la piel. Esto puede hacer que el procedimiento sea menos higiénico y puede aumentar el riesgo de diseminación de la bacteria P. acnes a las zonas de piel no afectadas. Por estas razones, ha habido un gran entusiasmo por Neo de Aerolase para el tratamiento del acné vulgar. Este láser de 650 microsegundos trata de forma eficaz y segura a pacientes con acné tanto pediátricos como adultos, independientemente del tipo de piel. Penetra más profundamente que cualquier otra modalidad de láser/luz, permitiendo que la energía llegue a las glándulas sebáceas donde logrará la destrucción bacteriana. El Neo se dirige selectivamente al agua, la melanina y la hemoglobina, los tres componentes principales de la glándula sebácea. Es un láser de pulso corto y debido a esto, realmente se enfoca en los componentes vasculares del acné, coagulando los capilares sanguíneos para enfriar la inflamación y el enrojecimiento. También reduce el crecimiento del cabello para prevenir la formación de nuevos bloqueos en las glándulas sebáceas.

Table of Contents

Request Your Aerolase Demo Today!

Are You Ready to Improve Skin Concerns in a Whole New Way?

Not Ready?
Stay updated with our Newsletter